San Bizente parrokia

HISTORIA E IMÁGENES

La iglesia de San Vicente es una de las iglesias más características de San Sebastián. Ubicada en la Parte Vieja, la Iglesia de San Vicente fue construida entre el siglo XV y XVI sobre un viejo templo anterior que fue devastado por las llamas, siendo esta última construcción la que podemos ver hoy en día.

Durante mucho tiempo, la iglesia de San Vicente fue dependiente de la iglesia de Santa María, que era considerada cómo matriz de la Villa. Fue a partir de 1940 cuando San Vicente pudo ser administrada por si misma, aunque lo cierto es que hasta 1576 no se llevó a cabo la división de la villa a efecto de adscripción de sus parroquianos a una u otra iglesia.

La iglesia cómo la conocemos hoy en día fue construida por el arquitecto Miguel de Santa Celay y a Juan de Urrutia. Se trata de una iglesia de estilo gótico tardío. Aunque el proyecto no fue finalizado del todo cómo se puede observar viendo el inconcluso muro de cierre septentrional, si que se construyó en casi su totalidad. Podemos encontrar una planta de tres naves, crucero alineado con las naves laterales, ábside ochavado, bóvedas de crucería sostenidas interiormente por columnas de núcleo circular con columnillas adosadas y exteriormente por poderosos contrafuertes y arbotantes. Posteriormente se construyeron: el pórtico barroco (Domingo Zaldua, 1619), la sacristía (Juan de Umbarambe, 1666) y la escalera del coro (1784).

De la iglesia podemos destacar el retablo mayor de San Vicente (1586), obra de Ambrosio de Bengoechea con la colaboración de Juanes de Iriarte. El retablo está formado por un pestal sobre el que se levanta un banco con paneles que ilustran escenas de la pasión de Cristo. A la izquierda del presbiterio se encuentra el retablo del sagrario, que recoge piezas provenientes de otros retablos, y a la derecha un retablo neoclásico en el que destaca un medallón de la Sagrada Familia. Es destacable también el denominado retablo de las Ánimas, obra de Felipe de Arizmendi y varios pasos de Semana Santa: Ecce Homo, la Dolorosa (en el Baptisterio) el Descendimiento y el Cristo Yacente.

El origen de la Iglesia es del año 1197 y, está integrado por feligreses francos y gastones. Es de estilo románico. La actual Iglesia se hizo en el año 1507, siendo el edificio más antiguo de la ciudad. A partir del año 1540 contamos con el llamado Libro de Visita en donde constan las disposiciones de los señores obispos en sus visitas a la iglesia desde 1540 a 1670.

Así, el año 1540 el obispo de Pamplona dispuso que se administrara el Bautismo y se abriera el libro de los bautizados. Y sigue ordenando la administración de otros sacramentos. El año 1562 la Iglesia contaba ya con el campanario. El año 1564 se alude a la hermosa "custodia" de San Vicente.

El año 1568 se construye el gran retablo de San Vicente, obra del maestro Ambrosio de Bengoechea de la escuela de Anchieta. El año 1580 se hizo la división legal de los parroquianos de Santa María y San Vicente. El año 1592 se trajo de Roma la reliquia de San Vicente guardada en la figura de un brazo de plata. El año 1619 se construyó una "portalada" ante la puerta principal. El año 1666 se hizo la sacristía (actual capilla).

El año 1772 el Papa Clemente XIV limitó el "privilegio de la Inmunidad Eclesiástica y Asilo Sagrado para los delincuentes" en San Sebastián a las Iglesias de Santa María y San Vicente. El año 1784 se construyó la escalera del coro, así como la balaustrada de hierro como antepecho del mismo.

El año 1813, en el sitio de San Sebastián, la Iglesia de San Vicente se convirtió en hospital y recogió a los heridos. El 19 de septiembre se juró la nueva Constitución española en esta parroquia, circunstancia exigida por la ley, para proceder al nombramiento del nuevo Ayuntamiento. El año 1826, en el mes de febrero, se celebraron las juntas Generales de la Provincia en la sacristía de San Vicente. El año 1856, se construyeron las torres de la iglesia.

El año 1860 se puso en la sacristía una hermosa mesa de mármol y los armarios. El año 1863 se derribaron las murallas de la ciudad. El año 1868 se colocó el órgano de la afamada casa parisiense Cavaillé-Coll. Más tarde fue ampliada por la casa Puget de Toulouse. El año 1891 se hicieron importantes arreglos en esta iglesia, construyendo un bautisterio de forma semioctogonal. El año 1929 se picaron los muros de las naves de la iglesia, los pilares y las bóvedas y se abrieron cuatro rosetones. Se retocaron los retablos y se pusieron muchos adornos.

El año 1970 se restauró el templo modernizándolo con el picado de los muros, la nueva pavimentación en mármol y la iluminación. Se adaptó el presbiterio a los actuales usos. El año 1973 se renovó totalmente la sacristía (la actual capilla diaria).